Ave Mariana

Necesito jugar al Atlas pero a la inversa: cansada de llevar al mundo sobre mis flacos hombros, es tiempo de que él cargue conmigo. Estoy a un kilómetro de la locura y al carro de mi angustia le fallan los frenos. Ojalá que un santo iniciara una cadena de oración en mi nombre y alguna trinidad creyente -desde algún cielo- me dedicase un dios te salve, Mariana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s