Objeto perdido

Perdí la conciencia
en un arrebato de nubes.
Ya nada pudimos hacer
sino compartir el colchón y el sino.
Eras polvo de caracoles,
soplo de yerbabuena
y yo, la flor disfuncional.
Te temo como al mar, me temes igual que a las hiedras
porque debajo de mi piel hallaste un infortunio
y encima de la tuya un temporal.
Perdí la conciencia
pero mis manos destilaban rosas.

 

M.D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s