Cadiana

Lo único bueno de que hayas nacido de mí
es que no hay madre que ore más por sus hijos que yo.
Te amo con una fuerza mayor que la de la vida:
la fuerza de la culpa,
esa que arrastra montes a los precipicios
y hace que de la arena germine el agua.
Y está bien
que te llore todos los días,
que me hunda poco a poco pues este dolor
es de los que matan si te abrazan de un golpe
y si muero, Cadiana,
¿quién rayos rezará por ti?

 

M.D.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cadiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s