El deseo

El deseo es la presencia de una ausencia,
de aquello que nos apremia
y nos habita en secreto.
Es un extrañar lo que nunca ha sido.
Desear es rendirse a la urgencia ciega
y lanzarse a la pesquisa perpetua,
la que lleva al descalabro del tiempo
y también de la razón,
la que acaba en la reducción del alma.

El deseo es la raíz, la parte oculta del tormento
porque desear es asomarse al vórtice del dolor.
Es una ley del deseo
concebir irrealidades,
pretender la muerte de lo infinito,
humillarse ante el capricho.

Para no desear tendríamos que renunciar a respirar,
para no desear sería forzoso dejarnos morir.

 

Alejandra Meza Fourzán ©

Anuncios

12 comentarios sobre “El deseo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s