Una mujer

Debajo de mis caderas, vientre y torso
ahí estoy yo,
mi auténtico yo.
Un ser mínimo, discreto,
a un decibel de ser silencio.
Soy una mujer que asoma al sol
para abrazarlo con su locura.
Incólume, blanca, nueva,
tan sola que me acompaño
y tan plena que maduro.

Voy adelante de la vida que no elegí
pero detrás de la que yo decidí
donde vibro y grito
igual que una nota sostenida.
Más allá de lo ideal,
del amor y desamor,
de las penas que recubren mi alma de cebolla
ahí, estoy yo
palpitante y viva.

Voy cubierta con un solo verso,
sin cosa para perder, ni algo para entregar
que no sea toda, toda mi inmensidad.

 

Alejandra Meza Fourzán ©

 

René Magritte, "La folie des grandeurs" (1962)
René Magritte, “La folie des grandeurs” (1962)

 

René Magritte, "La folie des grandeurs" (1967)
René Magritte, “La folie des grandeurs” (1967)
Anuncios

8 comentarios sobre “Una mujer

    1. Gracias. Tu comentario me pone a pensar. Incluso, me invita a hacerte una confesión. Casi no leo literatura femenina de la que esta escrita con las hormonas. Me choca. Jaja. Prefiero aquella producida por las escritoras que asumen un papel “más masculino”, es decir, pensante y no visceral. Este poema se queda a medio camino. No es un canto de autoproclamación, ni de idealización. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Por cierot que, con mi comentario, a lo mejor no me expliqué bien, ahora que lo releo. No tengo nada en contra de la poesía firmada por hombres sobre la/las mujer/es. Es solo que me viene a la cabeza la idea de Quevedo (por poner un ejemplo), en la que parece amar sin mesura a la mujer, pero, en realidad, es una mujer idealizada, una versión creada por él mismo. Eso no me gusta. Me gusta la mujer real, la que vive, sueña, piensa, actúa racional u hormonalmente (lo que sea; en este sentido, los hombres y sus hormonas no veas… porque liamos unas con la testosterona que…), y, por desgracia, hasta no hace mucho, en la historia de la humanidad, la visión de vosotras por vosotras mismas ha estado eclipsada por la visión del varón.
        Sí, lo reconozco, es un reivindicación de la mujer como creadora y cronista. Como hombre, reconozco que durante mucho tiempo las posibilidades de la mujer de definirse a sí misma han estado limitadas por la mitad de la humanidad.
        ¿Ha quedado feminista el comentario? Bueno, era mi intención 😉

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s