Libros de segunda

No quiero decir que somos «libros de segunda», pero sí somos como dos libros usados. Alguien más aspiró nuestra esencia cuando nos halló; alguien ─previamente─, nos leyó en los ojos las intenciones y los deseos. Alguien arrancó de manera irremediable alguna página que quiso atesorar exclusivamente para sí. Pero alguien dejó de celarnos y nos dejó a merced del polvo del abandono y de la lluvia constante de la rutina.

Anuncios

8 comentarios sobre “Libros de segunda

  1. Los libros usados son excelentes, mi perdición muchas veces. Quizás no tanto por lo económico – algunos los venden a precio de nuevo – más bien por que son ediciones que ya no salen, además de tener una historia. En un viaje a Buenos Aires, que duró meses, solo iba a donde vendían libros usados y, me hice con un montón. Allá la gente sabe, al menos, el valor, hay variedad, los cuidan y tienen un “algo”. Cuando me devolví en aduana me hicieron una escena. Lo único malo, en relación a eso, es que no daban boleta… pero luego de explicar el por que la cantidad de libros y que era estudiante de letras, entendieron y me dejaron pasar sin problemas. Así me recibió mi país a mi regreso …

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s